« »

Entrevista a John Williams traducida

octubre
22nd
member
alberto

1Aquí os dejo mi traducción de la entrevista de 1980 incluida en las carátulas del LP y en la edición 30º aniversario de la banda sonora de «Star Wars: Episodio V – El Imperio Contraataca»…

John Williams nació en Nueva York en 1932. Estudió en la Universidad de California, en Los Ángeles, y en la Escuela de Música Julliard de Nueva Cork con Rosina Lhevinne. Ha compuesto bandas sonoras y ha ejercido de director musical para aproximadamente 50 películas, entre las que se incluyen Jane Eyre, Adiós, Mr. Chips, La Aventura del Poseidón, El Coloso en Llamas, Terremoto, Tiburón, Star Wars, Encuentros en la Tercera Fase, Superman, Drácula y 1941.

Ha recibido en 2 ocasiones el Emmy de la Academia de la Televisión a la Mejor Composición Musical y ha sido nominado 13 veces para el Oscar. Recibió el Oscar por El violinista en el Tejado en 1972, Tiburón en 1976, Star Wars en 1978 y más recientemente ha obtenido 2 Grammys por la banda sonora de Superman. También ha compuesto mucha música para televisión, especialmente para Alcoa Theatre, Kraft Theater y Playhouse 90.

Sus trabajos sinfónicos han sido interpretados por muchas de las mayores orquestas, entre las que se incluyen las de Los Ángeles, Pittsburg, Houston, Saint Louis y Boston. Su Primera Sinfonía se estrenó en 1966 con la Orquesta Sinfónica de Houston bajo la dirección de Andre Previn, y se presentó de nuevo en Londres con la Orquesta Sinfónica de Londres en julio de 1972. Ha completado un concierto de violín. También ha sustituido al fallecido Arthur Fiedler como directdor de los Boston Pops.

Alan Arnold.- Hablemos de la orquesta.

John Williams.- La música para Star Wars me dio la oportunidad de trabajar con la Orquesta Sinfónica de Londres. El Imperio Contraataca es la quinta banda sonora que he hecho en los últimos 3 años con esta gran orquesta. Interpretar bandas sonoras de cine no es algo nuevo para ellos. Interpretaron las bandas sonoras de Williams Walton y Vaughan Williams y eso fue hace muchos años. Otorgan a la grabación una precisión unitaria y un equilibrio que procede del hecho de que es un grupo de gente que toca junto 52 semanas al año.

AA.- ¿Es físicamente más grande que otras orquestas?

JW.- La mayor parte de las orquestas sinfónicas se componen de 104 intérpretes y durante la grabación de esta banda sonora el número varió dependiendo del tipo de música a tocar. A veces teníamos 80 músicos, otros días más de 90, y para los pasajes más elaborados y el final teníamos al grupo completo de 104.

AA.- ¿Cambiaste la composición de la orquesta para esta grabación?

JW.- Muchos pasajes requerían instrumentación especial. Por ejemplo, la música para “Battle in the Snow” tiene una orquestación poco habitual, ya que exigía cinco flautines, cinco oboes, una batería de ocho percusionistas, dos grandes pianos, dos o tres arpas, además de la orquesta normal. Esto era necesario para obtener un sonido mecánico bizarro y brutal para las secuencias de los caminantes imperiales, los cuales son invenciones aterradoras que avanzan por el paisaje nevado.

AA.- ¿Cuánto llevó la grabación de la banda sonora de El Imperio Contraataca?
JW.- Hicimos 18 sesiones de 3 horas cada una durante un período de 2 semanas. Eso es bastante poco tiempo, dado que teníamos mucha música. Hicimos casi 2 horas de música para el filme y para el LP. En un caso normal no necesitarías 18 sesiones para grabar un LP con una pieza de 1 hora en cada cara. Pero en la grabación de una película, tienes problemas de sincronización que ralentizan el proceso, especialmente en una banda sonora de una cinta tan compleja como El Imperio Contraataca.

AA.- ¿Cuánta música tienes que componer?

JW.- Escribí 117 minutos de música para esta película. Abre con la marcha Star Wars e incluye el tema de la Fuerza. Con esto como base, quise intentar desarrollar material que casara con la original y sonora como parte de un todo orgánico; algo diferente, algo nuevo pero como una extensión de lo ya existente. Así, en la creación de los nuevas temas y la manipulación del material original, la tarea, tanto en concepto como en instrumentación, consistía en extender lo que había escrito 3 años antes. Tengo que echar un vistazo atrás al mismo tiempo que empiezo de nuevo y extiendo.

AA.- Sobre la música de cine en general, ¿dónde empezó todo?

JW.- Algunas bandas sonoras fueron escritas para acompañar filmes mudos. Saint-Saens escribió una. Es realmente una extensión de la música para el teatro. Más tarde, se juntaron diversos popurrís en las librerías de música en Hollywood o en Londres –piezas de música ensartadas juntas- y fueron enviadas a las orquestas de foso en las grandes salas de cine. Con la llegada del sonido, la primera música para cine la hicieron compositores de teatro. La música de encargo, como las grandes partituras de Eisenstein, fueron notables excepciones. Pero yo diría que la música para cine es algo relativamente nuevo. Acabamos de empezar a entender el proceso audiovisual, el muy sutil y complejo tema de ver y escuchar. ¿Cuánto podemos oír mientras vemos? ¿Cuánto podemos ver mientras escuchamos? ¿Cómo cambian estas relaciones? ¿Cómo podemos manipularlas?


date Posted on: viernes, octubre 22, 2010 at 12:08 am
Category Artículos, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes