« »

Crítica «21 Black Jack»

abril
21st
member
alberto

CARTEL

Título original: 21
Director: Robert Luketic
Guión: Peter Steinfeld y Allan Loeb (libro: Ben Mezrich)
Reparto: Jim Sturgess, Kate Bosworth, Laurence Fishburne, Kevin Spacey, Liza Lapira, Josh Gad, Masi Oka, Aaron Yoo y Sam Golzari
Fotografía: Russell Carpenter
Música: David Sardy
Producción: Dana Brunetti, Michael De Luca y Kevin Spacey
Productoras: Columbia Pictures, Trigger Street Productions, Relativity Media y Michael De Luca Productions
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España
País: EEUU
Año: 2008
Duración: 123 min.

Dirigida por Robert Luketic (“La Madre del Novio”, “Una Rubia Muy Legal”), “21 Black Jack” se aleja de su género predilecto –la comedia- para adentrarse en un thriller cuando menos llamativo y de sorprendente desenlace. Se podría catalogar en ese subgénero de cintas protagonizadas por timadores, tales como, por ejemplo, “Ocean´s Eleven”, de George Clooney, o “Los Impostores”, de Nicolas Cage.

En este caso, se trata de un grupo de jóvenes estudiantes que, adiestrados por uno de sus profesores, Micky Rosa (Kevin Spacey), emplean un sistema infalible para ganar en el juego de cartas más famoso: el “Black Jack”. Ben (Jim Sturgess) es el último en apuntarse, tras su reticencia inicial, motivado por su necesidad de costearse el acceso a Harvard y por la presencia de la atractiva Jill (Kate Bosworth) en el grupo. La diversión propia de la ciudad a la que van –Las Vegas- es otro de los factores que impulsan su decisión.

La película es muy certera a la hora de transmitir las emociones de los personajes gracias al buen hacer de su reparto. Cabe destacar especialmente al protagonista, el novato Jim Sturgess (“Las Hermanas Bolena”, “Across The Universe”), muy creíble en su doble personalidad: tímido y retraído cuando se encuentra en Boston, marchoso y desinhibido cuando va a Las Vegas. Los veteranos Kevin Spacey (“American Beauty”, “Superman Returns”) y Laurence Fishburne (“Matrix”, “Fugitivos Encadenados”) resultan igualmente convincentes. El primero, también otorga a su personaje de cierta dualidad: en Boston es un profesor de matemáticas serio y formal, mientras que cuando viaja a Las Vegas con sus chicos, se muestra agresivo y ávido por conseguir más y más dinero. El segundo, tiene por rol el del vigilante de uno de los casinos, encargado de desenmascarar a los tramposos.

Otro aspecto llamativo de la película tiene que ver con la dirección y el montaje. Su estilo recuerda al de los videoclips musicales. Es más, son muchas las escenas que prescinden de los diálogos para dar paso a una selección de piezas rockeras y pop. Entre ellas se encuentran “You Can’t Always Get What You Want”, de “The Rolling Stones”, o “Shut Up And Drive”, de Rihanna. Una selección muy acorde con la ambientación festiva y juvenil que caracteriza a la mayor parte del metraje.

El entretenimiento está asegurado con “21 Black Jack”. Su historia resulta absorbente, más aún por basarse en hechos reales, y guarda alguna que otra sorpresa. Además, transmite cierto mensaje en cuanto a los peligros del juego y las apuestas, fielmente reflejado en el protagonista. Si a esto añadimos una calidad notable en la mayor parte de sus apartados, a excepción, quizá, de un ritmo narrativo un poco lento, se puede considerar una película digna de verse. No obstante, le falta ese toque especial de los grandes filmes y carece de novedades respecto a otras muchas representantes del género.


date Posted on: lunes, abril 21, 2008 at 7:00 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



2 Responses to “Crítica «21 Black Jack»”

  1. maliaño

    Parece que a ti también te gusto. No he oido a nadie que no le gustara, claro que la conclusión podria ser que no hable de ello con mucha gente.

    Lo único en lo que no estoy de acuerdo es en el desenlace. Yo si que me lo esperaba.

    abril 26th, 2008 at 5:59 pm
     
  2. alberto

    Pues sí, le ha gustado a mucha gente. Suele ocurrir con este tipo de películas sobre timadores. Son muy entretenidas y además suelen sorprender en sus desenlaces.

    [SPOILER]
    Me sorprende que hayas adivinado el final. Yo, a lo sumo, me esperaba una venganza, pero en ningún caso llegué a pensar que el negro estuviera detrás de ella.
    [/SPOILER]

    abril 27th, 2008 at 4:23 pm
     

Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes