« »

Crítica «King Kong»

marzo
25th
member
alberto

1· Objetivamente:

Vuelve el simio más famoso de la historia del cine de la mano del aclamado Peter Jackson, creador de la épica trilogía de «El Señor de los Anillos», con más efectos visuales que nunca pero sin dejar a un lado las emociones del reparto. Precisamente es esta cualidad dramática lo que convierte a esta versión en la mejor, pues capta a la perfección la verdadera esencia del relato, que no es otra que la de recrear el mito de la bella y la bestia. Las secuencias en las que Ann (Naomi Watts) interactúa con el enorme gorila irradian ternura como pocas veces se había visto antes en una actuación entre un personaje humano y uno digital. La compañía encargada de estos efectos, «Weta Workshop», ganadora de tres Oscar por el trabajo realizado para «El Señor de los Anillos», se confirma así como una de las más grandes de la industria.

La mayor pega que se le puede achacar a esta superproducción es, como no podía ser de otra forma, su escasa originalidad, el típico problema de todo «remake». Quien haya visto cualquiera de las predecesoras se encontrará con un planteamiento prácticamente idéntico pero dotado de una mayor calidad en todos sus aspectos, destacando especialmente los técnicos. Esto se traduce en unas escenas de acción increíblemente verosímiles y espectaculares, como aquella en la que los protagonistas se ven inmersos en una estampida de brontosaurios o aquella otra en la que King Kong se enfrenta nada menos que a tres tiranosaurios rex simultáneamente. Unas escenas, por otro lado, muy exageradas, que rozan lo imposible y que a buena parte de la audiencia podría suscitar alguna que otra carcajada por su excesiva magnitud. Personalmente hubiera disminuido el nivel de riesgo de ciertas secuencias. Por volver al ejemplo anterior, luchar contra un solo dinosaurio ya es una auténtica proeza, así que verle combatir contra tres y al mismo tiempo resulta demasiado increíble.

La acción transcurre en la época de la Gran Depresión, los años 30. El joven director de cine Carl Denham (Jack Black), a pesar de la negativa de la compañía productora, decide continuar con el rodaje de su película, para lo cual contrata a su amigo guionista Jack Driscoll (Adrien Brody) y a la bella actriz de teatro Ann Darrow (Naomi Watts). Los tres, junto al equipo de la filmación y la tripulación de un barco, pondrán rumbo a una isla inexplorada del mundo, la Isla de la Calavera, para disponer de los mejores exteriores. Allí se toparán no sólo con una tribu de canívales sino también con descomunales bestias de otro tiempo, desde dinosaurios e insectos gigantes hasta un gorila de más de seis metros de altura. Será este último quien les cause mayores problemas al secuestrar a Ann, llevándola consigo al interior del selvático paraje.

La música que acompaña a esta historia llena de aventuras y emociones es sencillamente soberbia. No es de extrañar que sea el veterano James Newton Howard («Collateral», «Océanos de Fuego», «El Fugitivo») quien maneja la batuta, pues lo hace de forma magistral. La tensión a la que se somete al público en las escenas de riesgo y el sentimiento que transmite la relación entre Ann y King Kong le deben mucho a su partitura.

Sin olvidar, por otro lado, las excelentes interpretaciones del reparto. Destaca especialmente Naomi Watts («The Ring 2», «Extrañas Coincidencias»), muy creíble desde los primeros minutos de la cinta. Tampoco lo hace nada mal Adrien Brody, ganador del Oscar por su trabajo en «El Pianista». Sin embargo, la cosa podría haber sido mejor aún si se les hubiera adjudicado alguna frase más, porque lo cierto es que se echa en falta algo más de diálogo a lo largo del extenso filme.

Así pues, el «King Kong» de Peter Jackson supera con creces a las versiones anteriores de este clásico, tanto en lo artístico como en lo técnico, ofreciendo un conjunto que va más allá de la típica película de aventuras. Tal es así que no cabe duda de que agradará a todo tipo de públicos: niños y niñas se deleitarán con las trepidantes escenas de acción mientras que hombres y mujeres se emocionarán con la peculiar historia de amor entre un gorila gigante y una mujer.

· Subjetivamente:

Se me hizo un tanto larga para la historia que cuenta. Está muy bien hecha y resulta entretenida, pero si no te llama mucho el tema, como me pasa a mí, es prescindible.


date Posted on: lunes, marzo 25, 2013 at 12:02 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes