« »

Crítica «Buenas Noches y Buena Suerte»

junio
20th
member
alberto

1· Objetivamente:

Nos encontramos ante una película sencillamente soberbia en la que George Clooney («El Pacificador» , «Batman y Robin», «Ocean´s Eleven») demuestra su talento no sólo como actor sino también como director y guionista. La historia que se narra, basada en hechos reales, es contada con una simplicidad aplastante que envuelve al público como pocas películas son capaces de conseguir. Apenas hay más escenarios que los platós y oficinas donde se elabora el programa televisivo, lo que la otorga de cierta sensación de claustrofobia. Además, todo es filmado desde interesantes perspectivas y casi todas ellas muy cercanas a los rostros del elenco de personajes. Si a esto añadimos una más que correcta ambientación (el blanco y negro que caracteriza a las imágenes, el atrezzo, el vestuario, etc) y unas interpretaciones convincentes (excelente David Strathairn en su papel de presentador), no es de extrañar que haya obtenido seis nominaciones a los Oscar, entre ellos la de Mejor Película del Año.

A parte de su brillante desarrollo y puesta en escena, lo más destacable de «Buenas noches y buena suerte» es que no sólo trata de reflejar un período de la historia reciente de los Estados Unidos (la llamada «caza de brujas» durante la Guerra Fría), sino que además busca criticar un variado abanico de temas. Por un lado, la pobre utilización de la televisión, que ya por la época en la que se ambienta la trama (los años 50) comenzaba a verse desprovista de cualquier tipo de programa que no resultara entretenido: la audiencia regía (y sigue rigiendo) los contenidos a emitir. Por otro lado, el enfrentamiento entre periodistas y políticos. Quienes forman parte del primer grupo sólo quieren informar de lo que sucede, mientras que quienes integran el segundo emplean su poder para beneficio propio, lo que les lleva a quebrantar la ley y perjudiciar a la ciudadanía. Actuaciones tan memorables a la par que arriesgadas como la de Edward R. Murrow (David Strathairn), Fred Friendly (George Clooney) y su equipo periodista permitieron terminar con los excesos del senador Joseph McCarthy, que aprovechaba la excusa de la lucha anticomunista para quitarse de en medio a cualquier rival. Finalmente, también se critica, aunque de una forma no tan profusa, el control de la empresa sobre la plantilla. Se da el caso de que la cadena televisiva, «CBS», no permite que haya un matrimonio entre un empleado y una empleada, lo que lleva a Joe (Robert Downey Jr.) y a Shirley (Patricia Clarkson) a perder sus puestos de trabajo en cuanto son descubiertos.

Huelga decir que se trata una película densa, no apta para quienes buscan puro entretenimiento. Su abundante cantidad de diálogos, sólo interrumpidos por un par de canciones jazz, y su afán de recrear fielmente los acontecimientos, la aproximan al género documental. De hecho, contiene algunos fragmentos de la época, en su mayoría protagonizados por MacCarthy.

La conclusión no podía ser más evidente: «Buenas noches y buena suerte» es, si no una obra maestra, una gran película digna merecedora de las nominaciones a los Oscar que ha obtenido. Es más, por su realismo y la calidad que destila en todos sus aspectos, bien podría hacerse con la más preciada de las estatuillas: la de la Mejor Película del Año.

· Subjetivamente:

Es de esos filmes que veo por cambiar de género y, aunque la encontré interesante, no me atrajo tanto como para verla más de una vez o seguir viendo películas de similar corte. Admito que es excelente en todos sus apartados, pero personalmente no supera el grado de «se puede ver».


date Posted on: jueves, junio 20, 2013 at 12:01 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes