« »

Crítica «Shrek 3»

julio
25th
member
alberto

1· Objetivamente:

Si bien puede no ser tan graciosa como las dos primeras partes ni, por supuesto, como suele ocurrir con las terceras entregas, poseer la misma capacidad de sorpresa de aquellas, lo cierto es que «Shrek 3 sigue manteniendo un alto nivel de calidad tanto en los aspectos artísticos como en los técnicos. Tal es así que sería de extrañar que la audiencia saliera insatisfecha de la sala. El entretenimiento y la diversión están, de nuevo, garantizados gracias al buen hacer de DreamWorks, una de las compañías más grandes en el campo de la animación.

Una vez más, el protagonista que da título al filme, el ogro Shrek, y sus compañeros de fatigas, el burro de nombre Asno y el Gato con botas, deberán hacer todo lo posible por impedir el nuevo intento del Príncipe Encantador de convertirse en el rey de Muy Muy Lejano mientras, por otro lado, tratarán de convencer al joven Arturo para que acepte la corona que le pertenece de forma hereditaria tras el fallecimiento del anterior monarca.

Los ‘gags’ que se suceden a lo largo de esta peculiar trama, en la que se intercalan guiños y homenajes a un sinfín de cuentos y películas, son realmente numerosos. Esto no quiere decir, sin embargo, que se haya prescindido de la habitual moraleja. En esta ocasión, la cinta predica acerca de la paternidad (a través de Shrek, que ha dejado embarazada a la princesa Fiona) y la autoestima (por mediación de la figura de Arturo, representado por la típica persona joven y solitaria de la que todo el mundo se burla).

En cuanto a los aspectos puramente técnicos, no se le puede reprochar nada a la soberbia infografía, salvo, quizá, la excesiva velocidad a la que transcurren algunas de las animaciones y tomas. El doblaje, a cargo del cual se encuentran los conocidos humoristas Cruz y Raya, el actor Antonio Banderas y el comentarista deportivo Michael Robinson, entre otros, vuelve a estar a la altura de la superproducción. Todas las frases encajan de maravilla con las imágenes y dotan de carácter a los ya de por sí realistas personajes.

La música tampoco desmerece para nada al conjunto. De nuevo, su compositor, Harry Gregson-Williams («El Número 23», «Las Crónicas de Narnia»), consigue el equilibrio perfecto entre la orquesta y los temas pop. Lo primero lo utiliza para las escenas más emotivas o las de acción, mientras que lo segundo lo destina a enfatizar el dramatismo o la comedia de ciertas secuencias, tales como la del funeral del rey rana, en la que puede escucharse el famoso tema «Live and Let Die», de Paul McCartney.

Así pues, no sorprende el hecho de que «Shrek 3» volviera a ser un taquillazo, superando incluso a sus predecesoras, y suscitara la producción de una cuarta entrega. Un producto de lo más recomendables para todas las edades.

· Subjetivamente:

Me gustó mucho. Es una de mis sagas de animación favoritas, puesto que ninguna de sus cintas me ha llegado a decepcionar. Puede que la que nos ocupa sea ligeramente inferior al resto, pero me resultó muy divertida y supera a muchas otras de la competencia.


date Posted on: viernes, julio 25, 2014 at 12:01 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes