« »

Crítica «Transformers»

septiembre
23rd
member
alberto

1· Objetivamente:
Simplona. Absurda. Inverosímil. Poco se puede decir a favor de Transformers, que podría definirse como la típica superproducción hollywoodiense más preocupada de los efectos especiales (soberbios, eso sí) que del guión (tan sumamente fantasioso y con una dosis de humor tan elevada que hubiera sido más idóneo para una cinta de dibujos animados). El problema puede estar, precisamente, en que se basa en una famosa serie de animación de los años ochenta.

Es uno de esos filmes en los que conviene no razonar acerca de lo que se está viendo. Es como se muestra y punto. Imaginación al poder. Lo mismo aparece un coche transformándose en un gigantesco robot (más grande que lo que podría dar de sí el automóvil) que un androide alienígena pirateando sistemas informáticos humanos (como si en su planeta de origen utilizaran los mismos lenguajes de programación). El equipo de guionistas no se ha esforzado demasiado en pasar las fantasiosas ideas de los dibujos animados a conceptos algo más verosímiles. Si a esto añadimos el hecho de que casi todo se toma a broma o es acompañado de algún gag de escasa gracia, el resultado se traduce en una película pobre salvo, eso sí, en los apartados técnicos.

Los efectos visuales están a la orden del día. Explosiones, interacción con el reparto de carne y hueso, peleas robóticas y, por supuesto, las consabidas transformaciones que caracterizan a los llamados Autobots (los buenos) y a los Decepticons (los malos) poseen una calidad fuera de toda duda. No obstante, es una lástima que las tomas sean tan sumamente veloces y que se haya dotado a casi todas ellas con temblores de cámara, lo que hace que no se pueda disfrutar como es debido de tan asombroso espectáculo. La culpa probablemente la tiene el director, Michael Bay (La Roca, La Isla), aficionado a este tipo de filmación, ajetreada a más no poder.

Por último, ni las interpretaciones ni la música alcanzan tampoco un nivel más allá de lo aceptable. Existen bastantes, por no decir demasiados, personajes caricaturescos que obligan al reparto a llevar a cabo trabajos más propios del género cómico y, en consecuencia, diminuyen la ya de por sí escasa carga dramática del relato. Las composiciones de Steve Jablonsky (La Matanza de Texas: El Origen, La Isla), por su parte, no destacan especialmente, quizá porque abusa de los sonidos electrónicos.

Es obvio, por todo lo anterior, que Transformers es una cinta para un público muy reducido: el infantil y quienes eran niños cuando veían los dibujos animados y sienten la nostalgia de volver a ver a sus héroes de metal. Para el resto, lo más probable es que se les haga pesada por su gran número de batallas, sobre todo si no se tiene demasiado afán por la temática, fuera a parte que posee una duración de casi dos horas y media.

· Subjetivamente:

Me aburrió. Y eso es mucho decir en un producto que busca única y exclusivamente lo contrario. Me pareció excesiva en todos los aspectos (fantasía, acción, efectos, etc). Creo que hubiera quedado mejor en formato animación porque los robots tienen mucho más protagonismo que el reparto y su trama es tan sencilla como la de un capítulo televisivo.


date Posted on: martes, septiembre 23, 2014 at 12:01 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes