« »

Crítica «Asterix en los Juegos Olímpicos»

junio
30th
member
alberto

1Esta fue la crítica que escribí en su día para «Jovenmania»…

· Objetivamente:
Si bien han aumentado el presupuesto hasta los 93 millones de dólares, una cantidad nada desdeñable para el cine europeo y más aún tratándose de una comedia, la nueva película protagonizada por los populares personajes creados por Uderzo y Goscinny para el cómic apenas trae novedades. Tampoco eran de esperar. El verdadero problema está en que se ha ido a peor por varias razones.

La primera de ellas es la repetición excesiva de ciertos gags. ‘Ave yo’ y ‘¡Despedazadles!’ son algunas de las frases que más veces se oirán entre unos diálogos poco brillantes de por sí. Y es que la mayoría de las gracias tendrán que ver con golpes y porrazos más que con los comentarios de los personajes. Éste es otro de los puntos negativos, ya que convierte a la cinta en un conjunto de efectos especiales, un producto muy visual que sólo entusiasmará al público infantil o a quienes son fieles seguidores de los tebeos.

Eso sí, la calidad de la infografía desplegada a la hora de mostrar ciudades, estadios o poderes mágicos es digna de elogio. No cabe duda de que una buena suma de esos 93 millones debió ir a parar al departamento de efectos generados por ordenador. Basta observar algunos datos para confirmarlo: están presentes en más de 1.000 planos, se desarrollaron a lo largo de 10 meses y dieron trabajo a un total de entre 150 y 200 personas pertenecientes a 3 empresas distintas.

No es de extrañar, por tanto, que el argumento quede relegado a un segundo plano. Esta vez tiene que ver con las olimpiadas griegas. La princesa Irina (Vanessa Hessler) ofrece su mano a aquel que resulte vencedor, ya que es la única forma que tiene de poder casarse con quien verdaderamente quiere: un galo llamado Lunatix (Stéphane Rousseau). Viendo imposible realizar con éxito tan ardua tarea, pedirá ayuda a Astérix (Clovis Cornillac), Obélix (Gérard Depardieu) y Panoramix (Jean-Pierre Cassel). Su principal contricante: el hijo del César, Brutus (Benoît Poolveorde), un peculiar general romano capaz de todo con tal de hacerse con la victoria.

Resulta llamativo el gran número de cameos de celebridades que se suceden a lo largo de esta historia. El futbolista Zinédine Zidane, el jugador de baloncesto Tony Parker o el piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher son algunos de ellos. Aunque más que cameos podrían ser considerados casi personajes secundarios, dado que su participación no se limita a un par de segundos, como suele ser lo habitual, sino que recitan varias frases e incluso poseen escenas propias, algunas de ellas bastante graciosas.

La música, obra de Frédéric Talgorn (Robotjox, Delta Force 2), también llama la atención. De hecho, se trata de uno de los mejores aspectos de la cinta. Su carácter apoteósico rinde homenaje a los clásicos filmes de la época romana en las escenas del estadio olímpico y sigue las pautas tradicionales del género cómico/infantil en el resto. Es de agradecer en este apartado que se haya prescindido de escenas cantadas, estilo musical, como las que incorporaba la anterior película, Astérix y Obélix: Misión Cleopatra (2002).

Así pues, a excepción de los efectos especiales y la banda sonora, poco en Astérix en los Juegos Olímpicos alcanza un nivel de calidad aceptable, formando un conjunto flojo de cara al público adulto. Empezando por su soso guión, que parece carecer de ideas en cuanto a gags se refiere, y pasando por el excesivo protagonismo de Brutus, que prácticamente convierte a Astérix y Obélix en secundarios, la película adolece de demasiados defectos como para poder ser tomada en consideración, ni siquiera en su género.

· Subjetivamente:

No soy un estusiasta de estas películas. Por supuesto, me gustaban los cómics y los dibujos animados de pequeño, pero ahora que los han pasado a personajes de carne y hueso, no me hacen especial gracia. Las considero a años luz de las cintas de animación más recientes de Pixar, Dreamworks, etc.


date Posted on: martes, junio 30, 2015 at 12:01 am
Category Críticas de cine, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes