« »

Carcassonne: Mares del Sur

octubre
5th
member
alberto

12

Una estupenda modalidad del clásico juego de «tiles».

Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas.

Editorial: «Devir»
Tipo: juego de tablero
Idioma: castellano
Enlaces: Web Oficial, Amazon

Contenido:
Como parte del mismo concepto de «Carcassonne», me centraré en las novedades.

– Es posible recuperar una figura en caso de que en el turno no se ponga ninguna.
– Los caminos son aquí pasarelas entre las diferentes islas que otorgan conchas cuando son completadas. Estos recursos, junto a los plátanos y los peces, permiten conseguir fichas de barco -puntos- a raíz de uno por turno -fase de compra.
– Los castillos son las islas, con la diferencia de que dan plátanos.
– Los claustros son mercados, de modo que dan una ficha de barco cuando se consigue rodearlo con otras 9 baldosas -el de mayor valor de los cuatro que siempre hay visibles.
– Los granjeros son aquí pescadores: consiguen peces bien cuando se cierra la región de mar o bien cuando se coloca una barca en la zona. En este último caso, se tapa una figura de doble pez -o de un único pez en caso de no existir-, por lo que habrá menos peces para futuros pescadores de tal espacio.
– Al final de la partida, se consiguen los recursos por zonas incompletas, salvo en el caso del mercado.
– Se obtiene un punto por cada tres recursos que nos sobren, independientemente de su tipo.
– Se suman lo anterior a los puntos de los barcos obtenidos en las fases de compra. Quien posea la mayor cantidad, será el ganador de la partida.

Opinión Personal:
Me ha gustado mucho porque permite recuperar las figuras -en el original costaba mucho seguir jugando cuando te quedaba alguna «atrapada» en un castillo o claustro- y por la fase de compra de barcos -ahora, aunque completes la isla más grande, es posible que no te compense; dependerá de los cuatro barcos disponibles en ese momento.

En Resumidas Cuentas:
Es lo suficientemente distinto como para merecer su compra para aquellos que posean el original y al mismo tiempo se sitúa en el mismo nivel de complejidad, al contrario que ocurre con ciertas expansiones o del llamado «The City».

– Lo bueno: es distinto sin ser más complejo. Te obliga a pensar qué recurso buscar para poder adquirir los barcos. Aunque un jugador cierre, por ejemplo, una isla enorme, quizá no le compense porque no hay barcos de muchos puntos o los que hay no exigen plátanos -en el Carcassonne original, sin embargo, tenía la partida ganada en la mayoría de los casos.

– Lo malo: quizá esto último no guste a ciertos jugadores. Otros le verán excesivamente parecido al original. Su precio de 25€ se antoja algo elevado para traer menos figuras -solo cuatro por jugador- y carecer de marcador de puntos -ahora la contabilidad se realiza al final de la partida por medio de las fichas de barco.


date Posted on: lunes, octubre 5, 2015 at 12:02 am
Category Críticas de juegos de mesa, Textos.
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Parador Cangas de Onis

Alberto López is powered by WordPress
Theme is Coded&Designed by Wordpress Themes at ricdes